Spanish Arabic Basque Belarusian Bulgarian Catalan Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Croatian Czech Danish Dutch English Finnish French Galician German Greek Hungarian Icelandic Italian Japanese Korean Norwegian Polish Portuguese Romanian Russian Serbian Swedish Turkish Ukrainian
Home Secciones Artículos Los Janssen siempre siguieron su propio camino.

Los Janssen siempre siguieron su propio camino.

LOS JANSSEN SIEMPRE SIGUIERON SU PROPIO CAMINO. –

Nunca temieron los Janssen a la endocría. Ni entre sobrinos y sobrinas, ni entre medios hermanos con medias hermanas, y ni aún mas cercanos, en algunas ocasiones.Los resultados de las competencias era lo único importante para ellos. Alguna de las características no relacionadas directamente con las carreras eran seguidas de cerca, como la irregularidad en la puesta de huevos, y eran “tronchadas de raíz”. No les gustaban las gorritas, ni las alas blancas ni las chorreras (a nadie le gustan) aunque volaran como murciélagos salidos del infierno y eran excluídas. Estaban en posibilidad de hacerlo por que les restaban suficientes aves buenas que no presentaran estas desviaciones. Grandes cosas se han dicho de la calidad y clase de sus palomas y la mayoría son verdaderas. En mi opinión, la más legendaria de estas es la que dice que ellos permiten, por tradición que los compradores potenciales escojan por ellos mismos los huevos y los retoños que quieran. “Ustedes elijan, nos quedamos con los demás nosotros”. Solo quien tenga calidad total puede ser así de generoso sin correr el riesgo de arruinarse. Una ocasión comenté con Louis y Charel que el daño que sufrirían por permitir esto sería probablemente mayor que el que les causaría la endocría sostenida durante el período entre 1933 y 1983. ¡A ellos no les preocupó ni lo anterior ni la endocría subsiguiente!. Así de seguros estaban en la “resistencia de la endocría” que presentaba su lote. A los rumores que decían que se disponian a vender todas sus existencias y su famoso nombre respondieron con una sonrisa. ¿Ha habido líneas que hayan sido expuestas a la endocría durante tanto tiempo como la de los Janssen? No lo sé. Nunca he sabido de una, ni siquiera la llamada “cuna de las palomas voladoras”. Dos de las líneas mas famosas que jamás hallan existido son la de Bricoux y la de Delbar, ambas de fuerte endocría. Quiero cerrar este capitulo con una anécdota acerca de Bricoux, muy ilustrativa. Trato de refrenar mi fuerte impulso de desviarme al campo de los caballos de carreras, de los que hablo en todo el libro en diferentes lugares, pero a lo que quiero llegar es a lo siguiente: se trate de caballos de carreras, palomas o lo que sea, sigue las leyes de mendel, que son universales. Antes de la guerra Bricoux poseía palomas de diferentes líneas famosas, por ejemplo; de Andr Sluys de Bruselas, de Francois Peeters de Bruselas-Molenbeek, de Emile Carlier de Binche (la vieja estirpe Lortte de Bruselas-Vorst), etc. Las mejores eran ejemplares Grooters del gerente de su lote Bekeman. Este último tenía una pequeña taberna en Bruselas-Etterbeck. Allí iba el estudiante de medicina Bricoux a tomar una cerveza y a jugar un juego de billar. Y a perseguir a las jovencitas. Bekeman tenía dos polluelos de paloma de la mejor ave de Grooters en aquel tiempo: “Oude Niort”. Oude ganó la competencia del mismo nombre, una carrera no muy larga. El criador Henri Grooters de Bruselas logró el quinto lugar. La carrera fue tan dura que sólo llegaron 11 aves. Las famosas líneas británicas de larga distancia de J.W. Logan de New Market Harborough, J.L.Baker de Sedgley-Wolverhampton y J.W. Toft de Liverpool enpezaron con

GROOTERS.—

En mi libro de carreras de caballos en el cielo mencioné de pasada a la famosa línea Grooters, que era parcialmente Ulens, (a través de Delderenne) y parcialmente Voos (a través de Vanderlinden). Bricoux se las arregló para obtener un nieto y un bisnieto de Oude Niort de Grooters. El bisnieto fue comprado por Bekeman en una subasta. El nieto, que era mucho mejor, le fue regalado por que otra ave que había comprado se perdió en una carrera. Este nieto, que era tan viejo como los cerros, solo le dió tres pichones, dos machos y una hembra. Uno de los machos, con un ligero color como de tablero de ajedrez (Check), se convirtió en un volador excelente. El otro tenía el mismo color con un poco de azul pizarra añadido. Se le bautizó como “alade” (enfermo), y debe ser considerado como el patriarca de la mundialmente famosa línea del Maestro de Jolimont. La hembra fue transferida a Carlier y se le apareó con la famosa línea “Gendarm” de su propiedad y se convirtió en la madre de “St. Vicent”, del cual Carlier de Binche dijo que tenía las alas más poderosas que había visto en toda su vida.

 

Articulo extraído de internet.